Loading

“Entrenar Cuando Eres Mamá a Tiempo Completo”

Ser mamá a tiempo completo es un trabajo que no tiene días libres ni horarios fijos. Entre cambios de pañales, alimentación, juegos y momentos de tranquilidad, encontrar tiempo para el ejercicio puede parecer una tarea imposible. Sin embargo, es crucial recordar que cuidar de ti misma también es parte fundamental de cuidar de tu familia. Aquí te presento algunas estrategias para incorporar el entrenamiento físico en tu rutina diaria de mamá a tiempo completo:
  1. Planificación es clave: Dedica unos minutos cada semana para planificar tus sesiones de ejercicio. Puede ser útil coordinar con tu pareja, familiares o amigos para que te ayuden a cuidar de tus hijos mientras te ejercitas.
  2. Aprovecha los momentos libres: Aunque tu día esté lleno de actividades relacionadas con la crianza de tus hijos, seguramente encontrarás algunos momentos libres. Aprovecha estos momentos para hacer ejercicios cortos pero intensos, como entrenamientos de intervalos de alta intensidad (HIIT), que pueden durar tan solo 20-30 minutos.
  3. Incorpora a tus hijos en el ejercicio: ¡Haz que el ejercicio sea una actividad familiar! Sal a caminar o correr con el cochecito del bebé, juega con tus hijos en el parque de manera activa o realiza rutinas de ejercicios que involucren a tus hijos, como sentadillas con ellos en brazos o abdominales mientras hacen “avioncito” sobre tus piernas.
  4. Aprovecha las siestas: Cuando tus hijos se duerman la siesta, en lugar de usar ese tiempo para hacer las tareas del hogar, destina algunos de esos momentos para ejercitarte. Una siesta de 30 minutos puede ser el momento perfecto para hacer yoga, pilates o ejercicios de fuerza en casa.
  5. Sé flexible: La maternidad está llena de imprevistos, y puede que tus planes de entrenamiento no siempre salgan como esperabas. En lugar de desanimarte, sé flexible y dispuesta a adaptarte a las circunstancias. Incluso 10 minutos de ejercicio pueden marcar la diferencia en tu día.
  6. Priorízate a ti misma: Recuerda que cuidar de tu salud física y mental es fundamental para ser la mejor versión de ti misma como mamá. No sientas culpa por dedicar tiempo a tu bienestar, ¡te lo mereces!

Entrenar cuando eres mamá a tiempo completo puede ser todo un desafío, pero con un poco de planificación, creatividad y flexibilidad, puedes encontrar formas de incorporar el ejercicio en tu vida cotidiana. ¡Tu salud y bienestar son importantes, tanto para ti como para tu familia!

Foto: @yankrukov

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Habilita las Notificaciones OK No